Como a las 9:15 de la manhana Mendel y los ninhos todavia estaban dormidos, Beba me dijo… nos tocara irnos solas… decision rapida… salimos corriendo!! Primero fuimos a Soreq Stalactite Cave que quedan en Beit Shemesh, como a 30 minutos de aqui. Hoy no habia tanta gente como la semana pasada que habiamos intentado el paseo, cada turno es un grupo como de 30 personas con un guia, y nos toco en el turno 4. Entramos a las 10:30 y bajamos por un camino en forma de escalera de 150 escalones, llegamos al sitio donde esta el almacen de los recuerditos, tambien venden cafe, gaseosas y paletas.  Ahi le dicen a uno en que turno va.  Cuando ya fue hora nos hicieron pasar a un espacio grande donde la guia dio las instrucciones en hebreo y gracias a que tengo mi traductora simultanea no me pierdo nada… no se puede tocar nada, no tomar agua ni comer chiclets, se pueden tomar fotografias cuando la guia lo indique y otras minucias mas.  Luego nos pasaron a un salon-teatro y nos pasaron una pelicula corta donde explicaron que esta zona montanhosa de Judea sacan piedra para las construcciones y en una explosion para extraer mas piedra en el anho 1968 se llevaron la sorpresa de encontrar la cueva y la entregaron al Ministerio encargado de cuidar la naturaleza y fue declarada reserva natural en marzo de 1975.

http://en.wikipedia.org/wiki/Avshalom_Cave

http://parks.org.il/

Como yo queria era repasar mis recuerdos pues tan pronto entramos  vino el golpe a la memoria y era tal como lo recordaba! muy emocionante ver esta maravilla de la naturaleza que segun dijo la guia tiene miles de anhos pues para formar cada centimetro de stalactita o stalagmita dura no se cuantos anhos.

Salimos felices de ahi y nos fuimos para un monasterio cercano y todo estaba cerrado, era hora de almuerzo, no nos esperamos porque eran las 12 pasaditas y abrian hasta la 1:30.  Despues fuimos hasta el moshav donde vivieron Beba y Mendel antes de nacer Gal, le dimos la vuelta completa.  De ahi a otro moshav a buscar un restaurante que encontramos cerrado, seguramente ahora es solo para fin de semana.

De ahi a un mirador, que despues les dire como se llama, estaba muy nublado por el calor, olvide decir que cuando salimos de las cavernas estabamos a 41 grados 🙂

Emprendimos el camino de regreso y que creen… volvimos a entrar a Abu Ghosh a almorzar… falafel y ensalada, hummus con pita y limonada natural… Uy!!! que despedida mas buena, no la voy a olvidar!  El restaurante se llama Lebanese Food Restaurant.

Al salir de ahi a buscar la Carretera 1 nos encontramos el super trancon pero decidimos meternos a la de Dios para no dar toda la vuelta por Jerusalem que nos hubiera tomado por lo menos media hora mas.  Llegamos aqui a las 3 de la tarde, cansadas pero muy contentas.  Gracias Bebita por este lindo paseo y por estar juntas y solas tan largo rato!!!

Anuncios